viernes, 25 de febrero de 2011

EL LIBRO ILUSTRADO

El libro ha sido desde sus comienzos el principal medio de transmision cultural, como un complemento aparece el oficio de ilustrador.
Desde los primeros escritos a mano adornados con viñetas meticulasomente trabajadas, donde una letra de cabecera se dibujaba una compleja imagen. Hasta le invencion de los tipos moviles de Gutemberg en 1440.

Desde esas epocas remotas a hoy transcurrieron muchas etapas, el oficio de ilustrador, esa instancia de acompañar con imagenes plasticas un texto fue transformandose de xilografias a calcografias hasta en 1798 aparece la litografia que sera antecedente del offset todo esto incidia en la concepcion del dibujo.

En un comienzo no podemos olvidar el aporte de Durero o Rembrandt, quienes con sus grabados enriquecieron textos historicos y fundadores. Asi tambien otras vertientes, se nutrieron de la ilustracion...

A lo largo del siglo XX grandes artistas plasticos arribaron a la ilustracion aportando sus sensibilidades diversas, desde el pintor Antonio Berni, Raul Soldi o la grabadora Aida Carballo al gran dibujante Carlos Alonso que supo crear obras inolvidables ilustrando la guerra al malon o el Martin Fierro de .

Este ultimo fue el mas suscito inspiracion entre lo artistas nacionales. Por ser quizas el libro mas ilustrado a nivel nacional por grandes maestros el cual en la actualidad se siguen reeditando con artistas nuevos...la ultima reedicion del Mrtin Fierro que conosca fue ilustrado por Luis Sacafati que es el autor de estos parrafos de incio.


Vale recordar las primeras estrofas del Martin Fierro:

Aqui me pongo a cantar
Al compas de la viguela,
Que el hombre que lo desvela
Una pena estrordinaria,
Como la ave solitaria
Con el cantar se consuela.

Pido a los santos del cielo
Que ayuden mi pensamiento
Les pido en este momento
Que voy a cantar mi historia
Me refresquen la memoria
Y aclaren mi entendimiento.

Vengan Santos milagrosos,
Vengan todos en mi ayuda,
Que la lengua se me añuda
Y se me turba la vista-
Pido a mi Dios que me asista
En una ocasion tan ruda.

Yo he visto muchos cantores,
con famas bien obtenidas.
Y que despues de adquiridas
No las quieren sustentar-
Parece que sin largar
Se cansaron en partidas.

Mas ande otro criollo pasa
Marin Fierro ha de pasar-
Nada lo hace recular
Ni las fantasmas lo espantan-
Y dende que todos cantan
Yo tambien quiero cantar.

Cantando me he de morir,
Cantando me han de enterrar,
Y cantando he de llegar
Al pie del Eterno Padre-
Dende el vientre de mi madre
Vine a este mundo a cantar.

Ilustraciones del Martin Fierro por diferentes artistas plasticos con la tecnica xilografica de grabado :


ALBINO FERNANDEZ


Lo crucifican al hombre



FERNANDO LOPEZ ANAYA


No siempre conoci fieles



DOMINGO BUCCI


La noche se hace profunda



NORBERTO ONOFRIO


Hasta ahora permanece



ROBERTO PAEZ


me ataron cuatro cinchones



VICTOR L. REBUFFO


A mi no me matan penas




ALFREDO DE VICENZO


Asi se armo el remolino


Nota de Jorge Luis Borges Sobre el Martin Fierro:

En el decurso de mis muchos y demasiados años he prodigado, desde la catedra y el libro en Buenos Aires, en Montevideo, en Cordoba, en Texas y en Nueva Inglaterra, Las loas de la eminente versada que en 1916 canonizo Leopoldo Lugones Destaque vistudes no señaladas por otros apologistas... y me atrvi a afirmar que el Martin Fierro es el apice de la literarura argentina. Semejante hiperbole, corresponde, desde Lugones y Unamino, y contra cierto desdeñoso dictamen de Paul Groussac, al consenso unanime de la critica y de los diversos gobiernos. Mi proposito de hoy es distinguir la obra de Hernandez, y el influjo que esta ha ejercido.
Sarmiento, en el Facundo, enumera diversos tipod de Gaucho. Uno es el gaucho malo, que en Santos Vega el injustamente olvidado Ascasubi aposa el malevo. No habra sido comun, ya que todavia, a traves del tiempo, recordamos ciertos famosos especimenes: Juan Cuello; Juan Moreira, que fue alcanzado y ultimado en un lupanar hacia 1874; Calandria, de San Nicolas, que fue acaso el postrero.
En la Republica Oriental, la gente suele hacer memoria del clinudo Menchada, Salteador de estancias en los departamentos del este.
Si la mayoria de los paisanos hubiera pertenecido a este especie profuga, nadie se acordaria de los nombres que no sin labor he juntado.
Martin Fierro, segun se sabe, encarna hoy este tipo, como antes Juan Moreira, ridiculamente apodado San Juan Moreira en la dedicatoria de un poema de Evaristo Carriero sobre algun cuchillero de Palermo.
Fierro, que no ha cobrado sus haberes, deserta de un fortin de la frontera y se pasa a los indios: "a los indios me refalo", despues de haber perpetrado, borracho, un par de asesinatos, y de haber dado muerte a algunos de los gauchos de la partida a ala que habian encargado su arresto.
Anticipandose a los tangos actuales, este desalmado es tambien un sentimental:

Bala el tierno corderito
al lao de la blanca oveja,
y a la vaca que se aleja
llama el ternero amarrao;
pero el gaucho desgraciao
no tiene a quien dar su queja

Soapecho que los gauchos habran sido menos quejosos, ta como los muestra Ascasubi, "el bardo plibeyo templando en el fuego de las batallas", segun lo define Sarmiento.
Hilario Ascasubi se batio en Ituzaingo, a las ordenes de Soler, y en la plaza de Montevideo, sitiada por los blancos de Oribe, y despues en Caseros y en Pavon.
Hernandez, cuya foja militar es mas tenue. tomo la precaucion de domentarse antes de describir los fortines de la provincia y los aduares de los indios de Tierra Adentro.
Es curioso que El gaucho Martin Fierro apareciera en 1872, año de la vistoria de Ignacio Rivas sobre los araucanos y los pampas de Juan Calfucura. Los soldados de Rivas no desertaron. Su victoria y las medidas subsiguientes de Adolfo Alsina prepararon el paseo militar del general Julio Roca, que no sin pompa se ha intitulado Conquista del desierto.
Arribo ahora a lo esencial. Nuestro pais es un pais de burocratas que abominan el campo, y anhelan con sincera avidez los garitos de Mar del Plata. Proclaman que su biblia es el MARTIN FIERRO...
Jorge Luis Borges.