sábado, 26 de febrero de 2011

ANTONIO BERNI



















El desarrollo del perfil del Berni grabador se concreta a partir de 1960 con la realización de sus series de xilografías y xilo-collage-relieve sobre Juanito Laguna y Ramona Montiel. El pintor estaba desarrollando entonces una nueva serie sobre dos personajes de ficción creados como prototipos narrativas a partir de la observacion de la realidad del Gran Buenos Aires y sus villas miserias. El collage tradicional se transformaba en assemblage político con sus referencias directas a la marginalidad de las clases populares y el concepto de reciclajeocupaba el centro de atención. "[...] reciclaje, término que significa dar al productousado, que aparentemente no sirve más, una nueva función por la cual deja de ser resto inútil. [... ] en mi obra el reciclaje no es sólo una recuperación de orden material [.. ] En mis collages el reciclaje de cosas en desuso consiste en tomarlas y ordenarlas en el cuadro por su forma, color y brillo de acuerdo a una estética sublimada y a una identificación temática." (Berni, 1978). Los primeros Juanitos de 1961 y 1962, aquellos que le permitieron obtener, en 1962, el Gran Premio en el XXXI Bienal internacional de Venecia eran xilografías color en gran formato que prefiguraban la explosión formal, la sugerencia poética y el filo conceptual de sus xilo-collages-relieve posteriores. Las maderas de base con incisiones -propias de la xilografía tradicional- van incorporando telas y objetos de metal que funcionan como marcas testigo en los papeles estampados. La basuraindustrial evidente y desenfadada en los cuadros-collage se mantiene en los grabados aunque más solapada y escondida incorporándose en tramados visuales y juegos de formas en el ambiente natural de las villas en las que Juanito vive su infancia. Algunas piezas del collage sirven para construir la figura o las ropas o los juguetes del personaje mismo. Sin embargo el proceso es escalonado y la explosión del grabado llega con la incorporación al imaginario de Berni de la prostituta Ramona Montiel. La ocasión de giro de Ramona está en el despliegue de su mundo sostenido por la seducción y el oropel, el cabaret y el prostíbulo, la fiesta social y las mercancías de¡ sexocomprado, la dominación amorosa exhibida entre hombres y ocultada como tabú por la doble moral social y religiosa. La cualidad de Ramona como emblema de¡ simulacro y de lo femenino abre el juego sobre una serie de espejismos y fantasmasque se materializan en formas, materiales y percepciones fantásticas y cambiantes. Desde entonces los desechos de los cuadros-collage se trasladan decididos también sobre los tacos de los grabados renovando la técnica y la capacidad simbólica de las obras, agregando además piezas moldeadas en epoxi y en yeso piedra. Se instala un nuevo sentido de lo ornamental que se desliza doble en su valor adjetivo y constructivo, en su filo ambigüo de lo falso y lo verdadero, lo lujoso y lo bastardo, lo popular y lo culto. Berni muestra un nuevo camino para una técnica tradicional, conserva los procesos de estampación en prensa, la matriz de maderay la incisión pero combina tacos y planchas de metal, aguafuerte, xilografía y litografía con restos industriales y objetos cotidianos suntuarios y domésticos y elementos modelados, para construir la vida imaginaria de Juanito Laguna y Ramona Montiel. Hay nuevos materiales y nuevos recursos técnicos para escribir la novelade sus dos personajes dentro de una narración figurativa que le otorga su momento de mayor visibilidad internacional. Después del reconocimiento en Venecia se sucedieron muestras y premios en Ljubijana, Cracovia, París, Miami, New Jersey, Nueva York, México, Río de Janeiro, Tokio, Roma, Berlín, Ottawa, Quebec, Milán, además de una presencia constante en la Argentina con exposiciones realizadas en ciudades de todo el país. Sus grabados se integran a un universo plástico que expande sus fronteras con insistencia: sus collages iniciales se tranforman en assembiages, realiza instalaciones, esculturas y objetos polimatéricos, monta una ambientación audiovisual Ramona en la cavema, presenta tapices, incorpora el acrílico muchas veces combinado con el collage, retorna su actividad como decorador mural en la capilla de San Luis Gonzaga en Las Heras y sigue con sus ilustraciones, como las realizadas para una edición especial de Hojas de hierba de Walt Whitman traducido por Jorge Luis Borges. En el grabado el relieve se hace cada vez más audaz y protagónico utilizando capas superpuestas de diferentes papeles trabajados húmedos; el color es cada vez más habitual y exaltado entintando las zonas de relieve y los fondos, trabajando las tintas durante el proceso de impresión o iluminando las piezas a mano. La ferocidad y el efecto alucinatorio de sus grabados está acorde con la necesidad narrativa de Berni. Durante toda su carrera uno de los puntos fundamentales fue la búsqueda constante de cómo materializar los excesos de la realidad. Frente al tema siempre se impone el valor de la imagencomo provocación incontrolado, el campo de representación se ensancha e incluso se fisura para activarse al máximo, con perturbaciones insospechadas y metamorfosis constantes. El sentido de la representación en Berni no limita la función de la imagen al realismo convencional sino que abre un registro de lo real sugerido por analogías, metáforas, alusiones y gestos paródicos. La prédica surrealista de la "imagen estupefaciente" de la que hablaba Aragon subyace en toda la obra del argentino como estímulo base. La eficaciade sus relatos y denuncias sociales se asienta precisamente por esta apertura radical del mundo de asociaciones poéticas y materiales, que genera la constante transmutación de lo real cotidiano y de lo real material en otros mundos posibles y caóticos. Además, en sus grabados Berni está trabajando un plano suplemento: su mundo de fantasías del collage y de la imagen construida artificialmente con desechos y ruinas sociales se trasladan al papel estampado mediante sus huellas y siluetas- la presencia del mundo material queda mediatizado por el efecto de la impresión como rastro de lo real, un escalón más en las operaciones simbólicas y de significado que nutren el mundo de Ramona y de Juanito, de los toreros y de los religiosos y de toda su constelación de personajes en las últimas series de los setentas. Se trata de una operación constante de desvíos y simulaciones, de citas y contracitas donde el mundo material queda camuflado en imágenesalteradas y ficticias que cuestionan todo principio de verdad desestabilizando la mirada rodeada de fantasmas y de posibles presencias oblicuas y sumergidas. Una vez más Berni encuentra una sintaxis precisa para hablar sobre la realidad, inventando un vocabulario nuevo que se construye entre la evidencia de lo reconocible y el misterio de lo posible. Tarea para los espectadores descifrar en la superficie de sus grabados los restos de objetos y materiales domésticos siguiendo sus contornos y adivinando sus trazos- tarea para los espectadores abrir la carga política de esos desechos convertidos en ornamento y en estructurade anécdotas e historias cotidianas- tarea para los espectadores navegar por un mundo obsceno en sus cualidades formales, visuales y táctiles, una sinestesia explorada y explotada por el artista.

Ramona en el cabaret

Gofrado tiraje de 25




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada